Lo indeseable de la humanidad

Nunca me han gustado las películas de terror. Lo paso fatal viéndolas, pero hace unos años descubrí que los libros de ese género son harina de otro costal. Que sí, que me sigo muriendo de miedo, pero me encanta la sensación. Y me gusta aún más si el autor es Stephen King.

El último libro suyo que he leído ha sido Mr. Mercedes. Una novela que, sin poder clasificarse dentro del género del terror sino del policiaco, resulta ciertamente terrorífica. Tiene ese aura única que te hace comprobar si no hay nadie dentro del armario ni debajo de la cama. Leer más

La dimensión física de la música

Una de mis mayores ilusiones de pequeña era tener una gran colección de CDs que cubriera todos los géneros y llenara una estantería entera. La empecé con aproximadamente 12 años. El primer CD que compré fue un recopilatorio de los mayores éxitos de Michael Jackson, que había fallecido recientemente. Hoy ya tengo unos 30, y aunque no son muchos, me siento muy orgullosa cada vez que miro al rinconcito de mi estantería donde los guardo. Supongo que porque son míos. Evidentemente, no es este el caso de muchos otros. Leer más

El rayo o el armario

Hace unas semanas, mi hermano de 11 años empezó a leer los libros de Narnia. Se los recomendé porque fue la primera saga que leí de pequeña, y desde luego una de mis favoritas. Recuerdo haber disfrutado con cada página, estar llena de curiosidad por lo que pasaría en el siguiente capítulo y releer cada libro una y otra vez hasta que me compraban el siguiente. Podéis imaginaros entonces mi sorpresa cuando el primer comentario de mi hermano al preguntarle qué le estaba pareciendo fue “Es un poco aburrido”. Leer más

En un agujero en el suelo…

Me llamo Ana, tengo 18 años y no me gusta nada. El Diccionario de la Real Academia Española define la palabra gustar como “agradar, parecer bien”, y eso en mi caso se queda corto. A mí las cosas no me gustan, me apasionan. Me obsesiono con lo que me hace disfrutar, lo desgasto, lo monto y lo desmonto hasta hacerme uno con ello.

Para que me entendáis un poco mejor, diré que desde pequeña me han inculcado el amor por la cultura y el valor del conocimiento. Gracias a esto, creo que experimento el arte a un nivel muy profundo. Para mí la música no es sólo música, ni los libros sólo libros, ni un cuadro simple pintura en un lienzo. El arte es el mensaje universal, infinito en sus formas de llegar a las personas. Por esto me fascina y supone una parte muy importante de mi vida. Leer más